lunes, 16 de abril de 2012

DECIBEL 110, Puras buenas intenciones

Creo que desde "Stgo City" (1997) que no se veía un chascarro como este, al menos la recién concluída "Decibel 110" continuó al aire, aunque mutilada, con cambios de días y horas de emisión.

Lamentable lo vivido por esta olvidable teleserie juvenil de Mega, partió bien, con mucho entusiasmo, pero de a poco el ritmo de la teleserie fue más lento y la audiencia en baja, quizás se deba a la inexperiencia de los gestores, lo malo que en el vértigo que hoy se vive en tv, el "echar a perder se aprende" no tiene mucha cabida.

¿Qué salió mal? Imagino que esa pregunta se habrán realizado la producción, pues si no hubo un autoanálisis, aquí una ayuda:
  1. Un guión que partió ágil, pero fue decayendo con el tiempo, más aún siendo una teleserie juvenil, las exigencias eran altas, las situaciones se demoraban en pasar, si me prometen una teleserie musical, mínimo verlos cantar antes de la mitad de la teleserie. Los diálogos eran eternos, caían en la obviedad y la reiteración, lo estructurado de los parlamentos restaban veracidad, logrando poca cercanía e identificación entre el segmento al que iba destinada la trama.

  2. Actuaciones deficientes, no todas, pero claramente no hubo un buen casting, difícil tarea era encontrar jóvenes talentosos en el canto y la actuación, además de estéticos para la cámara, por lo mismo faltó dedicación o preparación.

  3. Una producción pobre, al parecer los recursos se gastaron en los primeros cinco capítulos, se entiende que es un canal novato en teleseries y el presupuesto es menor, pero si saben eso, no hagan una teleserie en el que la mayoría de las familias son adineradas, ya que no se ven creíbles. Además de la iluminación tenue que le restaba la vivacidad que una teleserie juvenil debería tener.

  4. Planificación, esa es la palabra, al parecer la idea era clara, no así el desarrollo, hubo una propuesta estética que se extinguió con el pasar de los capítulos y eso fue lamentable.

  5. Ni mencionar la edición, la cual en un comienzo era dinámica e innovadora, pero luego ante la desesperación por terminar luego la teleserie, terminaron mutilandola, ya que eran muy notorios los cortes, quitándole sentido a muchas escenas.

  6. La falta de respeto al público es algo que en este blog no me cansaré de reclamar, es IMPERDONABLE, que se pase a llevar a los destinatarios de un producto audiovisual, si les fue mal y el canal optó por modificar día y hora, se entiende, también es una empresa, pero respeten a los fieles seguidores, los cambios eran reprobables, incluso el capítulo final comenzó media hora antes de lo anunciado ¿Así esperaban tener más sintonía?
Con esta crítica no digo que sea un experto, solo menciono lo obvio y hago el análisis que debieron ya haber realizado los gestores de este proyecto, claro, si quieren continuar en el camíno de las teleseries.

Pero no todo fue malo con esta teleserie, también tenía muchas fortalezas, entre ellas su guión, pese a tener un ritmo muy lento (No así al comienzo reitero) y diálogos hasta rebuscados, los giros dramáticos de algunos personajes resultaron toda una sorpresa, Alfredo asesino, Natalia detective, Rafael padre de Francisco, Jorge paralítico, etc. Aunque el dramático y poco esperanzador final se alejó totalmente del dinamismo y efervescencia que prometía la teleserie.

Se agradece en parte que el elenco juvenil sea realizado por actores jovenes, se hace creíble, aunque claro, muchas veces se corre el riesgo de obtener malas actuaciones. La mayoría de los personajes estaba bien estructurado, lejanos a la caricaturización o estigmatización, se creó un tipo de joven actual y real, con problemáticas que son actuales entre la juventud.

Otro detalle que ignoro si fue intencional o no, fue que reunieron a algunos representantes de producciones juveniles pasadas, como Elvira López (Ámame), Alejandra Herrera (Adrenalina), Mariana Derderián (Floribella) y Javier Castillo (BKN)

Además fue super positivo ver nuevamente en pantalla a Nicolás Fontaine, Íñigo Urrutia, en un gran rol, Pablo Ausensi, Alejandro Castillo, Viviana Rodriguez, entre otros.

Los cover de artístas chilenos fue un gran mérito de esta producción, aunque muy poco explotado.

En resumen, una teleserie que fue gestada con mucho entusiasmo, pero a la que le faltó asesoría, conocimiento y planificación.
¿QUÉ TE PARECIÓ?

6 comentarios :

  1. Por fin terminó, imagino que era una pesadilla para mega, una plata mal invertida.

    ResponderEliminar
  2. Ni idea que aún la daban

    ResponderEliminar
  3. muy de acuerdo con tu comentario como siempre mr.tv, acertado lo que dices. Yo era uno de los que la veía y encuentro una verguenza lo que hicieron con nosotros, cambiando el horario a cada rsato, el dia y mas encima la daban cuando se les antojaba y muy tijeretea.

    ResponderEliminar
  4. me cargó, siempre la historia de los jovencitos cuicos que tienen problemas y que aman cantar puaj

    ResponderEliminar
  5. yo la veia los fines de semana, pero con todos los cambios de a poco no supe más a qué hora la daban, así que me la fui perdiendo de a poco, una lastima que los canales corten las teleseries, las cambien de horario, como si fuera cualquier programa que no tiene una continuidad, al final solo se caban su propia tumba

    ResponderEliminar
  6. falto lo flaite las malas palabras lo picante para que tuviera exito.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar