lunes, 14 de noviembre de 2011

LOS 80, CUARTA TEMPORADA

Ya no es novedad que cuando comienza una temporada de "Los 80" el ráting dominical de Canal 13 se vaya a las nubes, sea comentado en las redes sociales y se convierta en tema de conversación la mañana de los lunes; Es que esta serie que mantiene a gran parte del país cautivo, sabe reinventarse cada ciclo, marcando diferencias con su antecesora y creando nuevos focos de atracción.


En esta temporada, ya nada es igual para la familia Herrera, los problemas económicos no es tema como en anteriores ciclos, esta vez el daño viene por el lado sentimental, una de sus hijas, Claudia (Loreto Aravena) debió marchar a la clandestinidad, trayendo impensadas consecuencias, jamás imaginamos ver a la familia encañonada por agentes de la CNI, despreciados por sus vecinos o al padre supuestamente torturado, ver a una madre que sufre, pero se muestra dura ante lo que hizo su hija, no la perdona, parece fría, haciendo que la dulce y maternal Ana (Tamara Acosta) se convirtiera en una señora amargada y quejumbrosa, mientras que la sonriente y preocupada Claudia, luce triste y demacrada.


Esta temporada se distancia de las anteriores, ya no predomina el entorno anecdótico de la época, ese que nos mostraban cosas que nos hacían rememorar nuestras juventud e infancia, aunque siguen estando presente la Free, Cometa Halley, las botellas de vidrio e imágenes de la época, pero ahora es menos, ya que la trama se tornó más cruda, más densa, que nos habla de discriminación, clandestinidad, muerte, aborto, miedo, entre tantos temas que son alternados inteligentemente con livianas y lúdicas escenas protagonizadas por Don Genaro (Fernando Farías) que está más delirante que nunca en compañía de Petita (Diego Navarrete) y la entrada a la adolecencia de Bruno (Pablo Freire) y Félix (Lucas Escobar) este último experimentando las sensaciones del primer amor en los ojos de Camila (Karina Santoro) la nueva vecina del barrio.

La división de esta siempre aclanada familia es algo que no nos deja indiferente, si bien están apoyandose entre sí, las vivencias las tienen por separado, Ana y su decisión de dejar de trabajar, sintiendose culpable por lo sucedido; Claudia en la clandestinidad, sufriendo por su familia y la separación que ha debido enfrentar de su amado y protector Gabriel (Mario Horton); Martín (Tomás Verdejo) inseguro por su decisión académica y afrontando por separado su sorpresiva paternidad junto a Paola (Emilia Lara) quienes incluso han pensado en el aborto y por último Juan (Daniel Muñoz) el patriarca de esta alicaída familia, quien reteniendo sus emociones trata de dar estabilidad a este barco que parece undirse, se arriesga con un nuevo trabajo asociandose con Don Farid (Benito Quercia) y conoce a un aparecido hermano, Pedro (Otilio Castro) quien para algunos espectadores no es de fíar.

A pesar de las divertidas situaciones en el matrimonio de Excequiel (Daniel Alcaíno) y Nancy (Katty Kowalezcko), el emotivo abrazo entre Juan y Claudia luego de mucho tiempo separados, con "Mira Niñita" de fondo y medio Chile llorando, la actual temporada de "Los 80" es la más amarga al parecer, se extraña ese condimento que la hizo especial, no es que haya bajado su calidad, sino que toca otra tecla que da un tono distinto al ya conocido.

¿QUÉ TE PARECE?

12 comentarios :

  1. Me encfanta la serie, amo a sus personajes, pero tienes razón, algo es distinto.

    como siempre concrdando con tus comentarios.

    ResponderEliminar
  2. Me da penita la Claudia.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad lo que dices, está menos anecdotica.
    buen comentario.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los 80 y tienes razón, esta es la temporada mas gris. ojalá algunos comentarios que hablan de la muerte de uno de ellos en el capitulo 8 no sea verdad.

    ResponderEliminar
  5. Se puso más dark, ya no es tan inocente como antes, ahora son problemas más crudos y políticos.

    ResponderEliminar
  6. Se politizó demasiado, pero era irremediable,el tema es que los personajes están muy distantes y eso es lamentable.

    ResponderEliminar
  7. SE AGRADECE EN UNA TELEVISION COMO LA NUESTRA UNA PRODUCCION DRAMATICA COMO SON "LOS 80", REALMENTE ES CASI UN TRABAJO DE CINE MAS QUE TELEVISIVO: BUENA AMBIENTACION, BUENOS ACTORES Y BUENA HISTORIA. AHORA BIEN SEGURAMENTE SI LA EXPORTAN A OTROS PAISES NO TENDRA MUCHO EXITO PUES LOS CODIGOS SON DEMASIADO CHILENOS.
    OBJETARIA DE LA SERIE ESO, CIERTO SENTIMENTALISMO AL QUE RECURRE CONSTANTEMENTE EL DIRECTOR, COMO INSISTIENDO EN HACER LORAR A LA AUDIENCIA. NO ES NECESARIO CUANDO LA HISTORIA YA ES FUERTE EMOCIONALMENTE. TAMBIEN ESTOY DE ACUERDO CON QUE SE HA POLITIZADO LA HISTORIA, PERO ES UNA REALIDAD DE LA EPOCA.
    YO CREO QUE LA SERIE DEBE CONTINUAR HASTA EL PLEBISCITO DEL SI Y EL NO DE 1988 Y MOSTRAR LA ALEGRIA DE LA VUELTA A LA DEMOCRACIA. PERO EL DIRECTOR BORIS QUERCIA DEBE SER LO SUFICIENTEMENTE INTELIGENTE, COMO PARA DAR A ENTENDER QUE EL FUTURO TAMPOCO SERA FACIL, Y QUE LA FAMOSA "ALEGRIA" NUNCA LLEGO PARA GENTE COMO LOS HERRERA Y QUE TENDRAN QUE SEGUIR LUCHANDO HASTA EL DIA DE HOY POR UNA VIDA MEJOR.

    ResponderEliminar
  8. Es una muy buena serie, no dejo de seguirla. Si bien la historia ha cambiado, es igual de interesante y no la hallo sentimentalista, sino mas bien, cruda, fuerte, tensa. Los actores son perfectos, las locaciones, todo. Seguiré viendola mientras dure y espero que termine con el plebiscito, como decian en el comentario anterior.

    ResponderEliminar
  9. Yo también le encuentro un gustito distinto al de las otras temporadas, ahora que tengo un bebé que mañosea a esa hora no la puedo ver, pero la sigo por youtube. Mi final ideal sería que todos los Herrera estuvieran en las gradas del Estadio Nacional el 12 de marzo de 1990 celebrando la asunción de Patricio Aylwin, pensando esperanzados "ahora todo será distinto y viviremos en paz y armonía", mientras el espectador piensa "pobres ingenuos..." u.u

    Kuyenko

    ResponderEliminar
  10. Lo que tiene esta temporada es la perdida de la inocencia. Es decir, siempre tuvieron problemas, como cualquier familia, pero al ir pasando el tiempo y al crecer los hijos, tambien crece la intensidad y la seriedad de los problemas. Es interesante ver la reaccion de cada personaje a lo que ha ocurrido, y como el guinista se ha metido tanto en la cabeza de cada uno y te hace ver mas adentro de ellos. Hace mucho que no veia algo con contenido! y no se trata de la politica, para mi siempre es mas sobre la familia y como ellos van reaccionando a lo que ocurre en el entorno. Lo de la politica es lo de la epoca, cada uno sin querer estubo metido en algo, aunque quisieras quedarte neutral, casi que no se podia.

    ResponderEliminar
  11. alguin me puede decir que tiene en especial esta serie tengo 55 años y el que nda hace nada teme ???

    ResponderEliminar

Gracias por comentar