lunes, 11 de marzo de 2013

"DAMA Y OBRERO" LLEGÓ A SU FÍN

Y fueron todos felices... Hoy finalizó "Dama y Obrero" teleserie diurna de TVN y Alce Producciones, escrita por José Ignacio Valenzuela, con los conflictos resueltos, las parejas unidas y sus sueños cumplidos llegó a su fín esta teleserie, pese a que la tensión de la última entrega se vio diluida por el afán de extender la producción, editando sus capítulos y matando el suspenso con las imágenes de adelanto.

  Drama, esa era la propuesta, lo que vimos y lo que extrañaba el público, personajes queribles y otros odiables, llevados al máximo de sus sentimientos y emociones, una historia de amor apasionada, personajes graciosos para compensar la tensión y villanos muy malos.

  Nadie era demasiado bueno, en cambio si había un par que eran de temer y eso fue lo atractivo, los protagonistas enfrentándose a las clases sociales, a la posibilidad de ser hermanos, a los prejuicios, a las culpas, a las confusiones, las mentiras y a los antagonistas, aunque a veces las situaciones eran algo forzadas y en ocasiones los protagonistas eran relegados a un plano secundario.

  Una teleserie que nos transportó a las teleseries de antaño, en la que cualquier cosa podía pasar, hubo besos, bofetadas, atropellos, accidentes, amenazas, guaguas, muertes, peleas, disparos, fantasma, humor y una lisiada, además de un opening que contaba con el contagioso tema "Lagrimas de Amor" de Américo.

  Con ambientaciones creíbles, una dirección correcta y un elenco que en lo actoral estaba alineado, es imposible destacar a uno, todos brillaron en sus roles.

  Se extrañarán Julio e Ignacia, las obsesiones de Tomás, la altanera Engracia, la querida Alfonsina y sus fumadas a escondidas, los enredos de las hermanitas Ulloa, el positivismo de Mireya, la generosidad del Neto, el fantasma de Trinidad, las metidas de pata de Olegario, la tranquilidad de Mariano, el bondadoso José Manuel, la infantil relación de Rubén e Irene y su ultra requete hiper tranquila hija Margarita, el cité y sus fiestas que pocas veces terminaron bien y la construcción que nunca se terminó.

  Una teleserie que todos comentaban como hace tiempo no pasaba, un indicio claro de lo que el público quiere ver.

¿QUÉ TE PARECE?

5 comentarios :

  1. Me encantó el comentario... ¿Qué pasó con Tomás? No me gustó su final.

    ResponderEliminar
  2. lo único que lamento fue el final de tomas, un malo como ese merecía una muerte mas diga, lo mas un 7

    ResponderEliminar
  3. Lejos una de las mejores teleseries de los últimos años, entrañable, entretenida, de esas que realmente llegan y se puede comprobar perfectamente en twitter. Realmente me parece que trascenderá, tiene ese algo que a mí me encantaba de las teleseries que se hacían en los 90', Gina Ulloa me parece un personaje digno de una Amores de Mercado o La Fiera: popular, querible, real. Eso es lo que destaco de la teleserie, su carisma y no creo que sea tan fácil volver a lograr lo que hizo Dama y Obrero. Hace muchos años que no me encariñaba tanto con una producción, ya había perdido la fe de hecho de que TVN pudiera volver a hacer una teleserie que reviviera el género. Me acuerdo cuando decían que Aquí Mando Yo era la resurrección del género y bla bla bla, pero a mí la verdad es que me gustó bien poco.
    Venía juntando hartos deseos de encontrarme con una teleserie entretenida como las de antaño, y bueno, llegó Dama y Obrero

    ResponderEliminar
  4. Se ha creado un buen nicho para el drama...creo que ese horario es especial para la teleserie clasica con buenos-buenos y malos re-malos como los de esta teleserie...lo mejor !!sin desmerecer la comedia de Pobre rico ni la comedia romantica de Separados...Tvn lo sabe hacer!!!

    ResponderEliminar
  5. drama drama drama, eso es lo que queríamos ver y el chascas junto a tvn nos los dio de manera maravillosa, sufrimiento y risa, gran mezcla, felicidades por esta teleserie.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar