lunes, 29 de febrero de 2016

"PAPÁ A LA DERIVA": Sin sorpresa a la vista

Gentileza Mega
 Hoy, después de nueve meses y cuatro días, concluyó "Papá a la Deriva", la segunda teleserie vespertina de esta área dramática de Mega liderada por María Eugenia Rencoret; Protagonizada por Gonzalo Valenzuela, María Gracia Omegna y Francisca Imboden, contó la historia de un viudo y serio capitán naviero que se enamora de una joven lanchera que cuida a sus hijos.

 Con una clara inspiración de "La Novicia Rebelde", obra de la cual se han desprendido infinidad de historias, Daniella Castagno junto a Alejandro Bruna, Paula Parra, Felipe Rojas y Raúl Gutiérrez, desarrollaron una historia entretenida, cautivante, con personajes queribles, aunque con poca novedad y sorpresa.

 La teleserie tenía un claro enfoque: Entretener, y eso se logró con creces, generando identificación a través de graciosas peripecias cotidianas, pensadas para un público familiar, los niños la gozaron, no obstante, la debilidad de conflicto, una de las bases del género, le restó solidez al guion, si bien por las características del protagonistas se entiende que el embarazo de la antagonista lo conflictúe para estar junto a su gran amor, no es razón suficiente en estos tiempos para someterse a un matrimonio sin amor e imponer una madrastra que sus hijos odian y viceversa, a esto se suma que no habían grandes interrogantes sobre el destino de los personajes, no existió mucha tensión, si bien ante una meta predecible el camino recorrido era la propuesta a ver, en este no hubo grandes sorpresas, salvo, quizás, la conformación de la pareja de Miguel y Rosario, con el descubrimiento del verdadero padre de su hijo, lo cual se convirtió en una de tantas anécdotas.

 Se agradece el mundo en que se desarrolló la teleserie, la escuela naval fue un gran escenario, junto a emblemáticos lugares de la V región, a los cuales supieron sacarle provecho como telón de fondo de situaciones graciosas y emotivas.

video

 Los grandes temas sociales, culturales y de contingencia estuvieron presentes, como la diferencia social, la falta de oportunidades, el costo de vida, lo caro de la educación, el rescate de lo patrimonial, el volver a salir adelante luego de una tragedia (Como la del incendio en Valparaíso), el actual rol femenino y problemáticas que se evidenciaron a través de la rivalidad política-electoral de los personajes de Lackington y Arrigorriaga (Grandes de la actuación), aunque no se ahondó en los temas, solo se presentaron.

 Con una correcta dirección de Felipe Arratia y Mauricio Lucero, una plausible producción general y ejecutiva de Claudia Cazenave y Daniella Demichelli respectivamente, la principal fortaleza de esta teleserie fueron sus personajes, desde el rol protagónico hecho para Gonzalo Valenzuela hasta la archi repetida versión de Fernando Larraín. Solange Lackington nos volvió a entregar un rol querible y cercano con la pintoresca Vicky, aunque quienes destacaron fueron los personajes juveniles, como la estridente Bárbara, rol a cargo de Francisca Walker y los grandes descubrimientos de esta teleserie, Renato Jofré, Li Fridman, Nahuel Cantillano y la pequeña Giulia Inostroza, quienes encantaron y brillaron en sus roles.  

 Además de entretener y enternecer con cotidianas anécdotas, a mi parecer esta producción da una señal de alerta temprana al canal, sobre el camino a seguir, ya que si bien "Papá a la Deriva" fue una teleserie exitosa en sintonía, con un rating promedio de 23.2 puntos desde su estreno el 25 de mayo de 2015, reitera una fórmula de teleserie desechable, exitosas pero olvidables, lo que junto a los cuestionados microcapítulos, eternos resúmenes y cambios programáticos pone en riesgo la solidez del soporte en que se está cimentando esta área dramática, ya que con estas prácticas, muchas otras han caído.

video
¿QUÉ TE PARECE?

8 comentarios :

  1. Excelente columna estimado.
    Si a lo anterior le sumas que su sucesora es una reversión de "Pitucas Sin lucas" y que está sufriendo los mismos problemas de programación y cambios de horario, me hace preguntar para dónde van?,cual es su verdadero norte?
    Han contratado un verdadero ejército de actores y profesionales reconocidos del medio y como la pregunté una vez... Que harán con ellos?? 10 Teleseries desechables, banales, sin contenido, solo para una superficial entretención al año??
    En fin, creo que estos son los 15 minutos de fama de Mega, pero si no corrigen el rumbo, si no cambian las estrategias y si no entienden que hay que respetar los productos y a quiénes están detrás de los mismos, poco les durará éste veranito de San Juan y terminarán sucumbiendo y creando una nueva crisis en el área, la que es parte denla historia del canal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pato Hernández ni Quena Rencoret han sabido apostar por novedad en el contenido ahora que tienen la sartén por el mango.

      Eliminar
  2. "Porquería a la deriva", "pobreza a la deriva", "predecible a la deriva". Tantos nuevos títulos que se me ocurren para bautizar la despedida de esta horrorosa sitcom.

    ResponderEliminar
  3. No vi el final, pero es predecible que la pareja principal quedó junta, ¿no? Desde el principio dije y sostuve que era una telecebolla sin trama y sin contenido, hecha con la única finalidad de hacer reír. No me equivoqué, esa teleserie es la peor que ha existido porque me pareció una fanfiction de quinciañera (novata) que un guión profesional. En fin, no se le puede pedir más a un canal chanta como Mega, que con tanto cambio en su programación para seguir arrasando en sintonia, se está cavando su propia tumba.

    ResponderEliminar
  4. En términos de trama era predecible que iba a ser una teleserie con un argumento fácil, pero lo que siempre queda al fin son las imágenes... y creo que fue una buena apuesta salir al fin de santiago completamente... no recuerdo ni una sola escena en la capital durante los 9 meses de transmisión de la teleserie y eso siendo de región de agradece... Valparaíso brillo con luz propia y creo que fue otro más de los personajes memorables de los que hablaste en tu columna.
    Coincido totalmente que la fortaleza siempre fueron los personajes. Mucho pueden hablar de Gonzalo Valenzuela, pero creo que este fue uno de sus mejores personajes y probablemente el más memorable, junto con Adán Mercader, al menos en lo que respecta a tv; buena química con el elenco, lo que sirve ya que si el principal es muy débil no se puede hacer mucho con los eslabones mas bajos. Francisca Walker y su "heavy metal power" pego bien en la cultura popular y como siempre Solagne Lackington hizo muestra de su tremendo talento y facilidad de poner frases dentro del vocabulario diario de los chilenos. Esperemos que Mega cambie el formato de capítulos de sitcom que emiten, 20 minutos es vergonzoso y una falta de respeto... teleseries memorables como La Fiera, Romane, Machos, etc. tenían diariamente capítulos de 50 minutos app. sin repetir el capitulo anterior completo, lo que francamente no las hace un imperdible de las tardes, sino que no crean mayor fidelidad con el espectador, ya que si no la vi un día, no importa mucho.
    Es verdad que la historia era muy simple, pero para ser una teleserie más familiar y de las 20:00 hrs. lo perdono, a esa hora busco entretención y ver en familia. Esperando que cuando incursionen en las nocturnas vayan con historias mucho más profundas, porque sino mataran este genero desde la misma industria.

    ResponderEliminar
  5. Para mi a las 20 horas me gusta comedia reír y peesonajes

    ResponderEliminar
  6. La alargaron mucho. Yo que disfruté al máximo Pitucas sin lucas y papá a la deriva, paso de Pobre Gallo; repetición innecesaria y espero que las tonterías le pasen la cuenta a Mega

    ResponderEliminar
  7. Pobre gallo ni tiene trama, me rio, pero no tiene trama, eso no me gusta

    ResponderEliminar

Gracias por comentar