jueves, 1 de marzo de 2012

ADRIANA GODÁN

Es una de las mejores villanas en la historia de las teleseries chilenas, pertenece a "Los Tïteres" producción de 1984 emitida por Canal 13, interpretada por dos grandes actrices de nuestro país, Paulina García y Gloria Münchmeyer.

Adriana (García) era la caprichosa y única hija del viudo Elías Godán (Anibal Reyna) un empresario de la industria textil que en los años 60 está en la ruina, la jóven consentida está acostumbrada a hacer su voluntad, se cree superior a todos debido a los lujos con que fue criada, sobre todo con su nueva adquisición, la piscina en su casa, la cual en esos tiempos era poco común en los hogares chilenos.

Adriana pertenecía al grupo de los chicos de la plaza, jóvenes con ideales que inconcientemente obedecían la voluntad de esta chica clasista que se burlaba de todos quienes no estén a su altura, como Hugo (Cristián Campos) el hijo de Gabriela (Gabriela Medina) la nana de su casa y a quien detestó más al saber que su madre era amante de su padre.

Desde Ecuador llega su millonario tío Constantino Mykonos para asociarse a Elías en su industria, junto a él viene su hija Artemisa, prima de Adriana, quien no ve con buenos ojos que llame la atención entre algunos jovenes del barrio restandole algo de protagonismo, por tal razón la humilla constantemente.

Dentro del "bullying" que Adriana le hizo a Artemisa fue hacerla andar en bicicleta frente al grupo, pese a que ella no sabía, fotografiarla desnuda mientras se cambiaba de ropa y haciendoselas llegar a su padre, quien la cree una cualquiera, desconcertado muere, antes siendo estafado por los Godán. Además utiliza a Néstor (Mauricio Pesutic) el joven que se sentía atraido por Artemisa y visceversa para tenderle una trampa a ella, quien nunca a besado, cuando lo hace por vez primera, todos los muchachos salen de sus escondites y se burlan de ella, Artemisa sale huyendo traumada, pensando que su gran amor se había burlado de ella, finalmente se va pobre, huerfana, humillada y derrotada, marcando un gran triunfo para Adriana.

En 1984, han pasado veinte años, Adriana (Münchmeyer) está a la cabeza de la empresa familiar, casada con Julio (Edgardo Bruna) el hombre que ella escogió, tiene tres hijos Elías (Gabriel Prieto), Julia (Pilar Cox) y Pato (Luis Jara) este último tan déspota como su madre. Todo parece mantenerlo bajo control, hasta que llega Artemisa, millonaria, ultra fría y vengativa, convirtiendose en la peor enemiga de Adriana.

La llegada de Artemisa no le es indiferente a Adriana, más aún que con su presencia su padre empeora aún más, quedando parapléjico, por lo cual la villana Godán se empeñará en volver a arruinar su vida y de paso quedarse con su dinero que le sería muy útil para la nueva crísis que pasa la empresa, "Ya lo hice una vez, me será fácil repetirlo" fue una de sus frases.

Para lograr su propósito, Adriana crea pruebas falsas que la acusan de enriquecimiento ílicito y así esta termine en una cárcel norteamericana, para ello la chantajea antes para que invierta su dinero en la empresa Godán, pero Artemisa lora salvar, también consigue que la declaren mentalmente insana y la encierra en una clínica siquiátrica, ordenando que le hagan una lobotomía, pero a último minuto Artemisa es rescatada.

Las cosas no resultan bien para Adriana, su empresa quiebra, sus hijos la abandonan, sus amigos le dan la espalda, se ve humillada ante Artemisa, perdiendo la cordura.

 En uno de los finales más recordados de las teleseries chilenas, Adriana termina loca, ha regresado a la infancia, se tira a la piscina con ropa y muchas de sus muñecas que hunde y arregla ante la triste mirada de su padre enfermo, de aquí proviene el chilenismo "Peinar la Muñeca"

El actuar de Adriana se justificaba por un trauma de infancia, su padre siempre quiso tener un hijo que se hiciera cargo de su herencia, por lo cual Adriana se desvivió por demostrarle a su progenitor que era tan buena o mejor que un hombre, que él debía sentirse orgulloso de ella por su capacidad, pero nunca escuchó que su padre la valorara, por lo que constantemente siguió demostrando su superioridad ante todos.

Adriana era quien finalmente manejaba a todos como títeres, movía los hilos de la historia manipulando a todos a su antojo, una gran villana, solamente su presencia causaba respeto, manejando muy bien las miradas, las cuales intimidaban, consiguiendo sus propósitos, aunque no tuvo un buen final.

¿QUÉ TE PARECE?

5 comentarios :

  1. La más grande de todas las villanas!!!

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo que cuando chico me daba miedo jajaja la Gloria es total y la Pali también.

    ResponderEliminar
  3. Recién vengo a darme cuenta que la Adriana adolecente es la misma Raco de "Carcel de Mujeres"

    ResponderEliminar
  4. debierna repetir las teleseries antiguas....

    ResponderEliminar
  5. Francisco Ahumadadomingo, 04 marzo, 2012

    Lejos la mejor de las villanas de la historia de las teleseries chilenas.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar