viernes, 11 de marzo de 2011

EL FÍN DE LOS CUARENTONES

¡Terminó! ¡Exijo una explicación! al más puro estilo de Condorito fue la expresión de todos los que vimos el final de "40 y tantos" la teleserie nocturna de Tvn, esa comedia negra que partió ágil, rápida, entretenida, el recreo a tanta tensión de sus antecesoras, la que pintaba para buena, pero se hizo eterna y terminó por desinflarse en su totalidad, hasta llegar a este insípido final.

Casi ocho meses al aire estuvo esta producción, la que nos dejó en claro que los recreos tan extensos agotan, la premisa desde un comienzo no fue buena, más aún cuando por el título muchos pensaron que sería la continuación de "Los 30" pero estuvo lejos de serlo, a pesar de ser los mismos creadores. Comenzó de manera excelente, en los meses de invierno se agradecía una comedia liviana, con un humor de situaciones y temas contingentes, pero las tramas se volvieron más densas y por ende el ánimo con que comenzamos a seguir la teleserie cambió y se fue volviendo un tedio, no terminaba nunca y los temas giraban en lo mismo.

Entre los destacados en el elenco está Francisco Melo, quien parecía mostrar una faceta distinta del mismo personaje de siempre y no es que sea su culpa el encasillamiento, pero creo que debería cuidarse, de a poco está canibalizando su imágen, a pesar que su Diego Elizalde era encantadoramente descarado, lo cual lo transformaba en un ser dual, odiable y encantador. Paola Volpato vuelve a sorprender con su profesionalismo, su Loreto Estévez mantuvo el interés, lejos, uno de los grandes atractivos de esta teleserie; Francisca Imboden creó a Rosario Elizalde mezclando los roles de cuica y loca obsesionada, sus especialidades y el resultado fue excelente, ya que como bien dije antes, esta actriz maneja muy bien los ritmos de comedia; Francisco Pérez Bannen conjugó en Marcos Elizalde un ser de caricatura y también de carne y hueso, un personaje de comedia y drama, un personaje con historias reales y excepcionales, un personaje ni tan real ni tan ficticio, pero creíble 100% y se agradece, pués fue el gestor de varios momentos de humor y drama, no tan solo por las situaciones, sino por la sólida actuación; Matías Oviedo logró con Miguel Elizalde un actuar menos distante que sus antecesores roles. Destacable además fueron Mónica Godoy y Nicolás Braun, quienes a través de Susana Jeréz y Cristóbal Cuesta respectivamente, se mostraron atractivos y convincentes.

Un final como el que vimos fue lamentable, caricaturesco, apurado, consecuente en muchos casos, pero después de tantos meses de espera, un desenlace sin emoción, predecible y plano es decepcionante, mostrando un cansancio creativo que deja un gusto amargo y la idea de que perdimos el tiempo al ver esta historia reiterativa, la cual pudo haber terminado de la misma manera hace mucho tiempo atrás.

¿QUÉ TE PARECIÓ?

12 comentarios :

  1. Una mierda de final, tvn se cree tan seguro con sus teleseries q poco a poco se va acercando al abismo que cayó canal 13.

    ResponderEliminar
  2. Tipico de las teleseries "buenas" de tvn, paso con los pincheiras, complices, alguien te mira, el señor de la querencia, Donde esta Elisa, conde Vrolok y le paso a 40y tantos, es que es muy dificil darle a un buen libro, una buena pelicula, un buen anime y/o un buen videojuego, tienden a tener un final mediocre, es como una maldicion en las artes.
    Por cierto hablando del anime y videojuegos, supiste de lo del terremoto que acaba de ocurrir en Japon, que TERRIBLE!
    El 2009 le paso a Italia, el año pasado le paso a Haiti y a Chile y este año le toco a Nueva Zelanda y ahora Japon, se viene el 2012(aunque no creo en esa tonteria)
    FUERZA JAPON!!!

    ResponderEliminar
  3. Este weón de Carlos Lavin nunca deja de desvirtuar?!!!

    Respecto al tema, concuerdo con tu certero comentario, la teleserie partió como caballo inglés y terminó como caballo carretonero de feria.

    ResponderEliminar
  4. Wow! que drástico con el comentario, pero certero, en verdad esperaba leer que te había gustado y de seguro te criticaría jajajaj pero no, una vez más concuerdo contigo, la teleserie fue decayendo y el final, pese a ser correcto, fue muy mala la forma de presentarlo.

    Te felicito por tu comentario, creo que no habías sido tan drastico con un mal final desde el de Conde Vrolok y eso me gusta, un verdadero crítico.

    ResponderEliminar
  5. que final más plop el de 40 y Tantos, el peor de los ultimos años. La escena con Diego solo saliendo del departamento fue muy deprimente para cerrar la historia, y el resto de los personajes, bien gracias, parecían que estuvieron pintados en el último capitulo. Quedaron muchos cabos sueltos.

    ResponderEliminar
  6. Ni hablar de Marcos, su final fue contado por la hija, mal, muy mal!

    ResponderEliminar
  7. un mal final pesimo no vale nada el unico final bueno de eleserie fue MANUEL RODRIGUEZ el reto una mierda

    ResponderEliminar
  8. pésimo el final, una verdadera estafa

    ResponderEliminar
  9. ultramega fome penca ordinario traidor horrenda super pesima calidad es un bodrio de mierda que no tiene ni un brillo nos engañaste a todos los televidentes maldito tvn muerete quena rencoret escucha andate a la xuxa vieja fea traidora

    ResponderEliminar
  10. Para mi ver antes el final mas malo de una nocturna fue Conde Vrolok, pero ahora ese puesto lo ocupa 40 y tantos sin lugar a dudas porque fue el peor de todos los finales de una nocturna de tvn el mas fome, penca y sin sentido un final sin pies ni cabeza, lo unico que espero que al Laberinto de Alicia le vaya muy bien que no lo estiren innecesariamente y que tenga un final como la gente.

    ResponderEliminar
  11. Sin lugar a dudas el final de los cuarentones fue el peor final de todas las teleseries nocturnas y el mas patetico que ví en una teleserie en ese horario.

    ResponderEliminar
  12. Sin comentario alguno porque este final fue el mas pesimo que ví en mi vida un bodrio total estos cuarentones fomes.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar