martes, 13 de octubre de 2015

"LA POSEÍDA" UNA ARRIESGADA Y EFECTIVA PROPUESTA

Hoy concluyó "La Poseída" teleserie nocturna de TVN, que se basó en el caso de Carmen Marín, la primera exorcizada en Chile y latinoamérica.

 Un riesgo, eso fue esta teleserie, apostar por una historia diferente, llamativa y con evidente preocupación y eso se agradece, ya no se visualiza letargo, sino las ganas de experimentar, poner en pantalla temas de manera atractiva y un cuidado que se había perdido.

 Los guionistas Josefina Fernández, Hugo Morales, Juan Pablo Olave y Francisca Bernardi nos entregaron una historia cautivante, a veces predecible, pero sólida al fin, logrando hacer creíble lo increíble, incluso para los escépticos, con personajes imperfectos, estereotipos funcionales y un capítulo final que dificilmente pudo dejar a alguien indiferente.

 "La Poseída" se desarrolló con los códigos y límites pertenecientes al género de la teleserie, por lo cual el efectismo que muchos esperaban, del tipo "El Exorcista" (Máximo referente para el público), estuvo ausente en gran parte de la historia, lo cual logró un relato aterrizado, que jugaba con el misterio, el drama, el terror, el thriller y lo sobrenatural, logrando mantener siempre la interrogante: ¿Estará poseída?

 La narrativa, lejos de lo vertiginoso de las últimas producciones, tuvo un ritmo pausado y detallista, como hace tiempo no se veía, con un entorno de equilibrado contraste de lúgubre y luminoso que comunicaba visualmente y ayudaba a la credibilidad de estar en Santiago centro de 1890, mostrándonos la lucha eclesiástica y científica, además de la corrupción política, la diferencia social con acuerdos de elite, los sufrimientos de una chingana, un entorno amenazante de guerra civil y el satanismo, todo complementado con la acertada fotografía a cargo de Raúl González, la excelente dirección de arte de Paulina Braithwaite y el cuidado diseño de vestuario de Germán Droghetti.

 Las actuaciones estuvieron notables en el elenco en pleno, nadie destiñó, la siempre efectiva formula de actores consagrados junto a la sabia nueva hicieron una excelente combinación, desde las participaciones especiales con regresos tan atractivos como el de Álvaro Pacull (Senador Vicuña) o María Paz Grandjean (Prostituta) a personajes tan queríbles como el de Antonia Zegers con su chispeante y esotérica Asunción Mackenna. Francisca Gavilán demostró una vez más su entrega y enorme fuerza interpretativa en las escenas de Rosa Carreño; Gabriel Cañas estuvo magistral como Pedro Faúndez, se hizo odiar; Tiago Correa demostró una actuación más madura y centrada con Vicente Smith; Alicia Rodríguez derrocho talento con su maquiavélica Vitalia Mackena; Jorge Arecheta demostró una vez más su talento, esta vez desde el rol protagónico, de héroe y galán de la teleserie, desempeñándose eficientemente en su rol del doctor Gabriel Varas; El sobreexpuesto Francisco Melo interpretó otro detestable y perverso personaje, diferenciándolo de los anteriores, situando a Eleodoro Mackenna en el historial de los villanos destacados de las teleseries chilenas; Marcelo Alonso se entregó de lleno a su justiciero personaje, moviéndose convincentemente en la sotana del padre Raimundo Zisternas; La siempre soberbia actuación de Amparo Noguera logró sorprender y conmover una vez más en sus escenas, cada grito, llanto o gesto de sor Juana fueron alabados y Luciana Echeverría, la gran protagonista, se lució en el rol de Carmen Marín con una actuación sólida y sorprendente.

 Un final llamativo y poco usual en las producciones chilenas, que dejó sentimientos encontrados, no fue un final del todo correcto, tampoco un final feliz, quizás demasiado realista ante lo sobrenatural de las escenas presentadas, con antagonistas vencedores como Sor Beatriz (Taira Court) o Luisa (Emilia Noguera), sin castigo como Vitalia, Alfredo o Pedro, con un desesperanzador final para los "Buenos" como Gabriel, Sor Juana o incluso para la misma Carmen. Aunque Eleodoro obtuvo su merecido a último minuto, justo cuando todos creíamos que no tendría castigo alguno y comenzábamos a reclamar por ello, nos sorprendieron con su asesinato. Un final que sorprendió, impactó y gustó, pero dejó historias inconclusas, lo cual en una teleserie de personajes reducidos es imperdonable e incomprensible. 

Como coincidencia y de manera anecdótica, esta teleserie concluyó pasada la medianoche, es decir, un martes 13.

 Pese a todo, incluyendo la cuestionada sintonía. "La Poseída" fue una gran propuesta, bien por el equipo encabezado por Rodrigo Sepúlveda, excelente TVN al atreverse con algo diferente, demostraron una gran preocupación estética, en los detalles, en comunicar audiovisualmente, para mi lograron un avance, un gran paso al frente que recuperó lo perdido en las producciones nacionales y podría incluso llevarlas a algo mucho mejor, recuperaron la senda perdida, la crisis hacen bien si se reacciona poniendo el talento al servicio de una buena historia, insisto, este podría ser el primer gran paso para teleseries chilenas de mejor calidad.

¿QUÉ TE PARECE?

10 comentarios :

  1. Todo lo que escribió es así ... Notable ! Excelente! Una teleserie que marcò redes sociales , una teleserie hecha a mano y con grandes expectativas , no me la perdí y el final , totalmente distinto , buenísimo !

    ResponderEliminar
  2. Es verdad!! Una excelente teleserie.... muy buena y un muy buen final felicitaciones a tvn... y a todos los q trabajaron en tan buen producto!!

    ResponderEliminar
  3. Pedro Pablo Carrascomartes, 13 octubre, 2015

    No me gustó el final de Guacolda (violada, sumisa e indefensa). En que los últimos minutos, muchos personajes viviera cada uno sus propias burbujas sin alguna clase de consternación por el ritual ocurrido la noche anterior.

    ResponderEliminar
  4. No la vi siempre, pero los dos últimos cap. Geniales geniales!!!

    ResponderEliminar
  5. como bien dices, un final de sentimientos encontrados, pues me gustó y a la vez no, me dejó la sensación de que faltó algo aunque no se que, puede ser el final abierto que quedó para Carmen ya que simplemente desaparece y no se supo más de ella y ni Rosa se preocupó por su suerte.
    Pero en general me encantó. Siempre me fije en las teleseries que cuando alguien tiene un secreto, al momento de descubrirlo el personaje cambia radicalmente como si el tambien lo descubriese junto con el espectador, aca no pasó eso, pues de antemano aparecian detalles que no tenian sentido pero al descubrir la verdad lo lograbamos hacer encajar, como por ejemplo el primer encuentro entre sor Juana y Mackena, se noto que no dejaron nada al azar.

    ResponderEliminar
  6. Lo que no me gustó es que hubo mucho tijerazo en algunas escenas para recortar el final. Quizás habrá sido para que el final no coincidiera con el partido de hoy.
    Me hubiera gustado que en el transcurso de la historia pasaran escenas más fuertes como la del cap final, como que tiraron toda la carne a la parrilla en las escenas finales. Pero en general fue una buena teleserie. de 1 a 10, le coloco un 8

    ResponderEliminar
  7. Yo no me atrevo a comparar esta teleserie con las grandes teleseries de TVN como Romane, Pampa Ilusion, La Fiera, Aquelarre, Amores de Mercado, fue una buena teleserie, un poco extraña para mi gusto. Como el comentario anterior de 1 a 10 le doy un 6.

    ResponderEliminar
  8. Mr tv. Algo nada que ver pero porfa averigua si es verdad y me lo corroboras por aqui vale http://reddenoticiasrd.com/rdn/espectaculos/confirmado-segunda-parte-duenos-del-paraiso-con-kate-del-castillo/

    ResponderEliminar
  9. Hola Mr tv te puedo hacer un comentario como es posible ya no se entiende para nada al publico chileno que ve television. anoche por ejemplo en TVN debuto una teleserie brasileña excelentisima por lo demas, la sintonia super esquiva pero cuando reclaman que no ven tvn por sus teleseries nacionales que son groseras, repetidas y siempre hay gay y lesbianas, se le cumple y se le busca otra opcion pero aun asi no ven el canal. que lata .. pero hacen reventar la sintonia a otro canal que exhibe transformistas y gay encubiertos, eso no es acaso algo que todos en chile repudian y no lo digo por la condicion de dichas personas sino que por la forma de hacer television...

    ResponderEliminar
  10. Algo ya muy clásico de tvn con sus finales telesericos apurados que dejan harto inconclusa sus historias y con sabor a nada al tele espectador, con esta ultima teleserie ya no se harán mas nocturnas en lo que resta del año y tendremos que esperar hasta el próximo año para ver si realizarán o no mas teleseries nocturna lo que tambien me pregunto que será de su elenco ¿seguirán en tnv o migrarán al mega?

    ResponderEliminar

Gracias por comentar