lunes, 5 de septiembre de 2016

"BALA LOCA" DIO EN EL BLANCO

Chilevisión
Cuando una idea es bien pensada y bien ejecutada, se nota. El último ejemplo de esto es "Bala Loca", serie original de Marcos De Aguirre y David Miranda, realizada por Filmosonido, quien debutó en la producción de ficción a lo grande.

 La serie realizada con fondos del Consejo Nacional de Televisión y del propio canal emisor, Chilevisión, fue dirigida con excelencia por Gabriel Díaz y Oscar "Chamo" Godoy, proporcionando a la serie un sello propio, en el que destacan el contenido, la estética y tratamiento visual. Le dieron espacio al correcto desarrollo, a las reacciones y emociones, sin dejarse llevar por el actual ritmo vertiginoso carente de continuidad emocional y al efectismo desbordante que muchas veces impera en las producciones, eso se agradece.

La historia escrita por David Miranda, Gonzalo Maza y Pablo Toro representó con maestría la vulnerabilidad de una sociedad corrupta, temerosa y en constante búsqueda de la verdad, en que el poder, la ambición y la sobrevivencia puede cruzar límites impensados, todo esto desde una estética bien trabajada y para nada pesimista. Un misterio clásico de los thriller policiacos dio inicio a una seguidilla de temáticas como la legalización de la marihuana, la impotencia sexual masculina, las relaciones entre padres e hijos, el tratamiento de las AFP, la homosexualidad, los desaparecidos políticos, la manipulación de los medios de comunicación por sectores de alto poder y muchas problemáticas de relaciones personales y sentimentales, las cuales no se insinuaron, se mostraron y es es uno de los grandes valores de la serie, ser directa y concreta.

 También hubo debilidades, como problemas en el audio en los primeros capítulos, lo que llama la atención por la experiencia en el área de sus realizadores. Un ritmo inestable, capítulos impactantes que nos dejaba con las ganas de ver el próximo, el cual era más lento, reflexivo o informativo, quizás fue una propuesta que a mi juicio no resulta, ya que para el macro del espectador queda la sensación de que "guatió" y por último, el no respetar el horario anunciado, una problemática que adolecen la mayoría de los canales, en este caso la serie comenzaba quince minutos después de lo prometido, lo que para el prime de un día domingo es riesgoso y hasta fatal.

 La acertada música de Juan Cristóbal Meza fue un aporte fundamental a la trama. Un equipo que mostró que se pueden hacer producciones de calidad internacional. Un elenco de lujo, habría que nombrarlos a todos, porque todos destacaron en sus roles, se agradece que incluyeran talentos que hace mucho no veíamos.

 Mauro Murillo es la representación de un Chile actual, quebrado física y emocionalmente, vulnerable, dañado por las injusticias, pero que busca la verdad, pese a que se le presentan mil y un contratiempos y adversidades, que está lleno de tentaciones, no obstante no cesa en seguir su lucha.

 Una gran serie que logró identificar a un país, que pese a la sintonía, por su calidad en estética y contenido, se puede considerar una joyita audiovisual.

Si quieres leer las primeras impresiones de la serie, pincha AQUÍ

¿QUÉ TE PARECE?

1 comentario :

  1. Un lujo de serie. EN general, buenas actuaciones. Una factura de producción pa' qué decir :) Eso sí, hubo personajes que adquirieron mucho más fuerza que otros, que simplemente dejaron de importar. Ojalá tengan 2da temporada.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar