martes, 14 de marzo de 2017

MANE SWETT Y SUS IMPRESIONES TRAS EL FINAL DE "EL CAMIONERO"

Gentileza TVN
 Hoy concluyó "El Camionero" vespertina de TVN que generó comentarios en sus siete meses de emisión, posicionándose en el segundo lugar en sintonía y en cuyo capítulo final logró liderar el bloque, situando además el hashtag #ElCamioneroGranFinal en la segunda tendencia a nivel mundial en Twitter. El capítulo final giró en torno al desenlace de Ema, el canal habló con la protagonista para conocer sus impresiones. Esto fue lo que dijo María Elena Swett.

¿Cómo fue interpretar a Ema? 
 Yo ya terminé de hacer este rol. Lo recuerdo como uno al que le tocó una vida bien horrorosa: no pudo ser mamá y adopta una hija, que adora, pero no logra tener una vida tranquila junto a ella. Por otro lado aparece el padre biológico de la niña y se enamora de él, su matrimonio es un desastre, su mejor amiga la engaña con el marido, tuvo un accidente en auto. ¡O sea, qué onda la cantidad de tragedias! Yo creo que lo del tumor cerebral ni siquiera viene siendo una tragedia más, sino que es una consecuencia de esta vida que le tocó. Nadie con una vida así puede terminar sana.

¿Cómo encara el final de Ema? 
 Con ella es primera vez que grabo un personaje con dos finales. Me pasó que cuando a Ema le dicen que tiene un tumor cerebral y al principio ella decide no operarse, de alguna manera estaba prediciendo mi muerte; entonces fue super duro. Nunca había hecho un personaje que muriera o que estuviera  cerca de la muerte hasta ahora.  Siempre he tenido personajes con final feliz. Esta vez hice los dos finales y estuve super convencida en ambos.

Fue súper fuerte estar un mes de grabación conviviendo de cerca con la muerte. Cada vez que hicimos estas escenas que incluían llantos desgarradores, peleas fuertes y la gran desesperación para hacer que Ema entrara en razón y se operara, fue muy desgastador para todos en el equipo. 


En lo personal, ¿te gustaría  que tu personaje muriera o viviera? 
 Hay dos sucesos que fueron impactantes para todo el elenco. En primer lugar cuando llega la noticia al set de que Ema puede morir de verdad. Fue muy sorprendente, porque estamos acostumbrados a los finales felices. Y después al enterarnos de que grabaríamos dos finales. Como experiencia para mí fue super marcadora.

 A mí, en lo personal, sin lugar a dudas, me gustaría que Ema descansara, que muriera. Si bien está la Amparito, considero que una madre nunca se separa de su hijo, ni siquiera la muerte los puede separar. Para mí la muerte no es el fin de algo sino un paso.

¿Cómo fueron estos meses de grabación junto al elenco de "El Camionero", una teleserie que fue tan importante para TVN?  
 La teleserie nos devolvió la sonrisa a los trabajadores y  también nos unió. Uno porque recuperamos al público, o en gran parte, y segundo porque todos vimos que el equipo volvió a tener esperanza trabajando. Y luego, cuando la historia se empieza a poner compleja y difícil, la reacción es deliciosa porque el trabajo en equipo es total. Cuando ya llevas un año trabajando con los compañeros y con todo el equipo, uno se encariña. Con la historia de Ema en particular me pasó que los camarógrafos y el equipo técnico la querían, entonces las grabaciones de las escenas finales conmovieron a todos en el set.

 También creo que, desde el principio, ha existido una complicidad con la gente. Pienso que la pega más difícil, que era reencantar a nuestro público, ya la hicimos. Un elemento clave para lograrlo fue la cercanía de los personajes. El trabajo de todos los actores por acercar las historias, hacerlas lo más reales y de corazón posible. Con "El Camionero" y el personaje de Ema recibí la cosecha de todo lo que sembré por años, desde que se empezaron a poner las cosas difíciles en el canal y decidí quedarme.

¿Cómo fue grabar con tus dos galanes Marcelo Alonso y Pablo Cerda?  
¡Fue exquisito! Muy gratificante. Me sentí super acogida y apañada por Marcelo. Nunca nos había tocado trabajar juntos y es super importante tener un partner muy cercano, que te quiera. Creo que los dos nos quisimos muy rápido. Él es un gran actor, pero también un super buen compañero. Tiene una sensibilidad muy rica. Puedo decir que me siento afortunada de haber trabajado con Marcelo. Además están todas vueltas locas con "El Camionero". Su personaje fue hecho para encantar a las mujeres y resultó. Estoy super contenta, y de verdad gané un gran compañero y amigo en esta teleserie. Vamos a seguir trabajando juntos; esta será la primera vez de varias, espero. 

Y Pablo Cerda es un seco, muy talentoso, un actorazo. Se unió a la teleserie cuando cambiaron al personaje; o sea se subió al tren cuando ya estaba andando y se adaptó muy rápido. Fue muy asertivo, con una propuesta super clara y un gran oído para entender rápidamente en qué tono iba a entrar el personaje; fue un lujo trabajar junto a él. Cada día fue un aprendizaje. Creo que no cualquiera puede hacer esta sutileza  de ser adorable y odiable a la vez, así que todos los aplausos para su personaje. 

¿Cómo has visto la nueva vespertina La Colombiana? 
 Lo que he visto de la nueva apuesta dramática de TVN, "La Colombiana", es mucha alegría en el equipo, en las imágenes que muestran. A nosotros con El Camionero nos tocó súper difícil, con cambios de directores y dentro del mismo elenco. Entonces, ahora que logramos salir adelante, lo único que queda es disfrutar La Colombiana y pasarlo bien viéndola y haciéndola. La pega de recuperarnos en gran manera la hicimos nosotros. Ahora, obviamente, el trabajo no puede parar. Tiene que seguir. 

¿QUÉ TE PARECE?

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por comentar